martes, 26 de enero de 2016

Portabebés vs carros, ¿incompatibles?


    Hay bebés "suertudos" que son porteados desde casi casi el instante en el que nacen, ya sea con un portabebés ergonómico o simplemente en brazos.
Y hay mamás "suertudas" y papás "suertudos" que se dan cuenta de que así son más felices, de que llevándolos se sienten más tranquilos, y que los beneficios que el porteo les trae a los tres son muy grandes e importantes. 
Estos padres puede que porteen durante todo el día, durante todos los días, durante muchas semanas, durante muchos meses. Puede que hasta que el bebé por sí solo va buscando sus momentos de separación, y poco a poco va dándose cuenta de que es otra persona diferente de su mamá.


    Y hay otras familias en las que el porteo no llega hasta este punto, pero que escuchan a sus bebés y los cogen cuando lo necesitan. Quizás también portean con portabebés ergonómicos, atendiendo a la postura fisiológica, pero no durante todo el tiempo, y eso no es mejor ni peor, es su opción.

    Por supuesto, el mantenerse estrechamente vinculado al recién nacido mediante el contacto permanente o casi permanente ha de ser distinto que si no lo hacemos así. 
La biología del ser humano nos dice que el hábitat natural del bebé es el cuerpo de la madre y eso es lo que está previsto naturalmente para el bebé. Por algo debe ser así, la naturaleza no suele ser aleatoria, y menos en mecanismos de supervivencia tan claros.

Pero a pesar de estas premisas evolutivas, en el caso de nuestra especie y en los adultos, que no en el bebé, hay más variables culturales a tener en cuenta.

     De un tiempo a esta parte hemos ideado objetos en los que llevar a los bebés sin tener que llevarlos encima, cambiando la forma tradicional de llevarlos, que hasta ese momento fue en brazos o en artilugios portabebés anudados al cuerpo. 
Mas esto no implica necesariamente que no atendamos a la necesidad primal de contacto del bebé.
Por ello, considerando las características de nuestra sociedad, la crianza en brazos toma otra dimensión algo más amplia. Podemos tener un portabebés o dos, y podemos tener un carro, o dos ;) , y utilizarlos de manera alternativa con nuestro bebé.
Cuando este se queda tranquilo en el carro, algunas familias optan por dejarle en él, y cuando pide estar en brazos será perfecto que podamos atenderle con la ayuda de un portabebés ergonómico.

    La crianza en brazos en su dimensión más amplia no solo es porteo, claro, se trata de ofrecerles el contacto constante, la piel, el masaje, las caricias, los besos, los abrazos, la contención, el acompañamiento...

¿Se puede optar por la crianza corporal o la crianza en brazos sin  portabebés? 


Claro que sí... solo que un portabebés nos hará la vida más fácil y todo será más cómodo.

¿Se puede optar por la crianza corporal o la crianza en brazos porteando y usando carro? 

Sí, será menos intenso lo que les ofrecemos (sobre todo en los primeros meses del bebé), pero atenderemos a su llamada, que está claro que será mucho mejor que no hacerlo.


     Los carritos son un instrumento del que podemos aprovecharnos en la crianza, por supuesto. Pueden sernos muy útiles en determinados momentos o circunstancias concretas, y realmente pienso que no son para nada antagónicos de los portabebés. Con unos podremos realizar unas actividades y con los otros, otras, perfectamente compatibles.

Bien es cierto que siempre con conciencia, usando los carritos sin que se conviertan en un sustituto de lo que realmente necesitan nuestros bebés, nuestro cuerpo y nuestra presencia.
Lo digo porque no en pocas ocasiones he observado a bebés quejarse, llorar, pedir que les tomaran en brazos (en su lenguaje de bebé) y la reacción de los papás era mover el carrito compulsivamente, esperando que con el movimiento se relajara y dejara de llorar...

    Hay diferentes maneras de hacer las cosas y no tiene que haber una mejor que otra, simplemente tomamos la que mejor se adapta a nuestras necesidades familiares y la que nos hace sentir más cómodos y felices, pero SIEMPRE ATENDIENDO AL BEBÉ COMO SE MERECE, ESCUCHÁNDOLE Y SATISFACIENDO TODAS SUS NECESIDADES, INCLUIDA LA NECESIDAD DE CONTACTO.

Siempre escuchemos a nuestro corazón y a nuestro instinto a través de las emociones, así seguro no nos equivocaremos.

    Portea todo el tiempo si quieres que tu bebé obtenga los máximos beneficios del contacto, portea con frecuencia si deseas ofrecerle a tu bebé lo mejor de ti, portea cuando tu bebé te pida estar en brazos si deseas atender a sus demandas...


...cógele, mímale, acaríciale, llévale... el CONTACTO ES UNA NECESIDAD que te regalará MAGIA




Y tú... ¿eres de los que portean en exclusiva? 
¿Combinas carro y portabebés ergonómicos?