viernes, 13 de octubre de 2017

POR QUÉ PORTEAR


    Este post es para aquellos que necesitan argumentos en favor del porteo y del contacto en la crianza.

Ya sea porque quieras asegurarte de que escoges la mejor opción para tu bebé, ya sea porque quieres tener la evidencia en la mano para responder a todos esos "opinólogos" que nos salen a las madres de debajo de las piedras, jeje


    Te traigo un poco de evidencia, y también las razones que en mi opinión hacen del porteo una herramienta tan útil y única en la crianza.


    Quiero primero aclarar una cosita. Nuestros bebés no se pueden desplazar por sí mismos hasta muchos meses tras su nacimiento, y lo que la naturaleza tiene previsto para nosotros es que acarreemos al bebé, que le llevemos en brazos. Entonces, aunque vayamos a hablar de ventajas o beneficios, más que eso, es que la crianza que nos viene de serie es la crianza en brazos. 
Privar al bebé del contacto que necesita es lo que podría tener perjuicios.

    
    Y ya sin más preámbulos, ya tienes aquí el listado de "beneficios" del contacto, y por lo tanto, de llevar al bebé cerca.


BENEFICIOS PARA EL BEBÉ


El cuerpo de la madre es sin lugar a dudas, su hábitat natural (en su defecto, el de otro cuidador que se convierta en una figura de apego)

Es evidente que el regazo de mamá es el mejor lugar para un bebé que ha pasado 9 meses en el vientre materno. Allí tiene todo lo que necesita. Tiene el olor de mamá, su calor, la contención de sus brazos y el alimento diseñado exclusivamente para él. Tiene los cuidados que necesita y es capaz de poner en marcha las estrategias que trae de serie para poder desarrollarse. 
Y decía que es evidente porque hace años que hay evidencia científica al respecto del piel con piel y del contacto, por ejemplo, puedes leer a Nils Bergman*





- La seguridad es estar en brazos

Solo en este lugar donde el bebé siente la oportunidad de sobrevivir. Cuando el bebé nos pide brazos tiene su sentido evolutivo, pues a lo largo de la historia de la humanidad, los bebés que lloraron instantáneamente cuando su madre les dejó en algún lugar, sobrevivieron. De los que no lloraron se encargó la selección natural, por eso han llegado hasta nuestros días los genes de los bebés que pedían brazos, y por eso siguen pidiéndolos, porque la genética les dice que esa es la mejor manera de actuar.




- La transición al mundo fuera del vientre de mamá es más sencilla

Si lo piensas, hay un cambio enorme entre dentro y fuera. Ruidos, luz, frío o calor, hambre, empezar a respirar... El porteo puede ser una manera de ofrecerle un espacio más contenido, tranquilo y cerca de lo que ya conoce.



- Al recién nacido aún le queda mucho desarrollo fuera del útero

Sus sistemas corporales lo harán de manera óptima en contacto, siendo porteado. La posición en la que porteamos, la posición ranita, es la más adecuada porque es la fisiológica y la que adoptan naturalmente. Ideal por ejemplo para el crecimiento y fortalecimiento del sistema musculoesquelético o para el buen funcionamiento del sistema digestivo.



- El bebé es atendido de una forma más precisa e inmediata

El porteador aprende a interpretar sus señales de manera más rápida y efectiva si mantiene al bebé en contacto estrecho, mejorando la satisfacción de las necesidades del recién nacido. 



- El bebé aumenta la confianza en los demás

El bebé se siente escuchado y atendido: "Me escuchan, y me cuidan bien, soy importante para los demás"
Esto es vital para la supervivencia, pues somos seres sociales que hemos de cuidar unos de los otros para que la "tribu" o sociedad salga adelante. 
La crianza en brazos nos va a aportar una buena base de apego seguro** 



- El sueño del bebé es más profundo y tranquilo cerca de su cuidador que en cualquier otro lugar

Y esto es muy bueno para su desarrollo, dado que cuando se establecen las conexiones neuronales es durante el sueño, asimilando los aprendizajes. Ayudamos a su crecimiento y desarrollo acompañando este sueño feliz :)






BENEFICIOS PARA EL PORTEADOR


- Nos ayuda a crear o a mejorar el vínculo

Algo infinitamente necesario para criar y cuidar bien, de hecho, es imprescindible en nuestra especie, así como en el resto de los mamíferos. Sin vincularse con el bebé, pueden aparecer relaciones disfuncionales u otras alteraciones de comportamiento en los bebés***
Estamos programados para que se ponga en marcha una cascada hormonal basada en la oxitocina, tanto en el bebé como en los adultos, y esta hormona se libera en gran medida gracias al contacto corporal. Gracias a ella nos vinculamos fuertemente con el bebé y la entrega de la maternidad y la paternidad es más sencilla de adecuar a nuestra vida.
Si no se da así, podemos sentirnos superados por la situación en el postparto y la crianza se puede hacer muy cuesta arriba.



- Aumenta la confianza en nuestra capacidad de cuidado

Como creamos un fuerte vínculo, y además tenemos cerca al bebé para comprender mejor y más rápido qué necesita, nos sentimos más confiados y capaces, con lo cual acabamos siendo mejores cuidadores. Es la pescadilla que se muerde la cola pero en positivo :D



- El bebé llora menos

Ya que como te decía antes, cuidamos de él de forma más efectiva y no necesita usar el llanto para decirnos qué le ocurre o demandar algo que necesita.
Así, la maternidad y paternidad es más gozosa, pues sentimos que todo fluye mejor.



- Nos permite tener las manos libres

No necesito explicar este punto, seguro ;) Pero por si acaso, podemos seguir haciendo muchas cosas con nuestras dos manos, a la vez que cuidamos del bebé continuamente.




- Ayudamos al establecimiento de la lactancia

Poniendo en marcha las hormonas específicas gracias al contacto, además de ofrecerle al bebé una lactancia realmente a demanda. El alimento está siempre a punto y cerca, con todas las oportunidades para mamar que el bebé necesita, ya que es así como se establece la lactancia, según la demanda del bebé.






- Porteando podemos llegar allí donde nos propongamos

Sin necesidad de pensar si se puede llegar con un carro, o de cansarnos llevando al bebé en los brazos porque no se puede acceder con otros dispositivos.




Todo lo expuesto hasta aquí, como podrás imaginar, nos permite finalmente acercarnos a la maternidad y paternidad de forma más relajada, más confiada y más feliz.
Ponemos en marcha la cascada hormonal del cuidado, en que la oxitocina es el máximo exponente, y como a esa hormona le dicen por ahí la hormona del amor... ❤️


A todo esto yo lo llamo #LaMagiaDelContacto y es lo que quiero hacer llegar a cada familia con la que me cruzo.
Evidentemente a cada uno el porteo le aporta unas cosas, pero cada una de ellas es mágica, ¿o no?


Y un último consejo.................. 
puede que necesites ayuda para encontrarte con esa Magia, estaré encantada de atenderte ya sea en Ibiza o de forma online, desde A-Brazos.

~ Porque a veces, una asesora te descubre formas de comenzar que tú no imaginabas

~ Porque aunque sea precioso esto de portear y ofrecer contacto, algunas veces se nos atraganta y necesitamos un poco de ayuda

~ Porque te aseguras de hacerlo bien


Así que #PonUnaAsesoraDePorteoEnTuVida





* Si quieres saber más al respecto, te recomendamos pasar a visitar su página web.
** Pasa a descubrir a John Bowlby y la teoría del apego
*** Los estudios de Harlow con monitos pueden extrapolarse fácilmente al ser humano... Puedes verlos AQUÍ. Pero también hay algunos estudios hechos observando a los bebés humanos en orfanatos en los que no tenían suficiente contacto corporal