miércoles, 14 de octubre de 2015

Experiencias compartidas: ¿Por qué me gusta Portear? por Raquel


   Hoy es especial lo que os traemos, una experiencia que nos comparte una mamá que ha confiado en A-brazos
La hemos acompañado de alguna manera en este momento de su vida, la maternidad de su primera hija, y ella nos hace este regalo cargado de emotividad y que nos ha hecho llorar de felicidad <3 <3 <3

    No vamos a introducir nada más, pues sus palabras llegan al corazón directamente. 
Simplemente agradecerle enormemente que comparta su sentir y experiencia con nosotros y con los que nos leéis <3 <3 <3

... A ella y a su bebita, GRACIAS

<< Hasta hace poco tiempo nunca antes me había planteado portear cuando tuviese un bebé... 
Todo empezó porque una gran compañera de trabajo lo hacía y disfrutaba tanto con ello que decidió abrir una tienda dedicada al porteo entre otras cosas. 

Cuando me quedé embarazada tenía claro que quería probarlo, aunque tengo que reconocer que tenía mis dudas..., el peso, el calor, que estoy operada de las cervicales y por ello tengo grandes dolores de espalda...,
pero por otra parte también tengo que deciros, que ha sido la mejor decisión, de hecho puedo decir que del millón de cosas que he comprado para mi bebé, esta es la mejor sin duda.

A ella le encanta pero a mí más!!!!

Desde el primer momento que porteé a Aroa ha sido fantástico, en todos los sentidos.
Para mi espalda genial ya que se reparte todo el peso y no se carga solo una zona, muy práctica para utilizar tanto dentro como fuera de casa y aprovechar para hacer cosas sin separarte de ella, y para dormirla una auténtica maravilla...

Y ya hablando del tema sentimental..., no tengo palabras para definir qué sensación tan bonita, mágica y única se siente al llevar a tu bebé tan cerca de ti, ella nota mi corazón y mi respiración pero lo mejor es que yo también noto las suyas!!
Notar su calor, su tranquilidad, sus movimientos, tenerla a la altura de un beso para poder besarla cada momento que me apetece, sentir que así la protejo y que nunca le podrá pasar nada malo.

En fin un millón de cosas beneficiosas siento cuando porteo a mi pequeña princesa, sin duda la mejor decisión. >>


Raquel y Aroa :)
Y tú... ¿te has planteado portear?
¿Eres de los que ni lo habías pensado, y al probarlo, descubriste la magia del contacto?