viernes, 7 de agosto de 2015

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2015: Amamantar y trabajar

  No había tenido tiempo de pasar a escribir esta entrada, y espero poderla terminar hoy que me pongo a ello, porque se me acaba la semana y veo que no la publico O_o

   Estamos celebrando la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2015, aunque en España, como cada año, las celebraciones públicas se suelen hacer en octubre. Esto es porque en agosto no tendrían demasiada repercusión, con la mitad de la población de vacaciones ;) y porque somos muy de fiestas en este país, eso también!

  Desde A-brazos, una vez más, nos sumamos a este evento que se lleva a cabo para promocionar y promover la LACTANCIA MATERNA como algo intrínseco del ser humano. 
Sin este mecanismo fisiológico por medio del cual la madre alimenta al bebé, no hubiéramos sobrevivido hasta hoy... Es lo que espera el bebé recién nacido, es lo único que necesita desde el momento mismo de nacer hasta aproximadamente los 6 meses de edad, y a partir de ese momento sigue siendo el principal alimento del bebé complementada con otros alimentos.

  En ocasiones se dice que es lo natural (porque es lo que la naturaleza tiene previsto) mas en el momento en el que estamos, cualquier cosa a la que etiquetemos de natural parece que es cosa solo de algunos, de los que optan por una "crianza natural", y no es así. La lactancia artificial es eso, artificial, adaptando la leche de vaca para un bebé humano, con lo que no es el ideal para ellos. 

La lactancia materna es lo normal y el ideal para tu bebé.

Lámina de la web www.mamirami.es
Además de porque tiene la composición perfecta para el bebé en cada momento y está cargada de inmunoglobulinas para potenciar el sistema inmunológico del bebé, porque es mucho más que leche.
La lactancia materna es mucho más, y claro, #lamagiadelcontacto también se encuentra en el acto de amamantar.









  Esta semana se celebra con el lema AMAMANTAR Y TRABAJAR: LOGREMOS QUE SEA POSIBLE.

  Cuántas veces he escuchado eso de que la mamá se tiene que incorporar a trabajar y entonces ya tiene que dejar la lactancia...
Pero ¿sabes qué? No tiene porqué ser así.

  Aunque es cierto que no nos lo ponen fácil:

- Baja maternal tan solo de 16 semanas: lo cual no cubre ni siquiera las recomendaciones de la AEPED y de la OMS de 6 meses de lactancia exclusiva

- Aunque exista una legislación relativa a la protección del embarazo y la lactancia, no es bastante, y en ocasiones en las empresas se la saltan

- La conciliación en este país es insuficiente... nuestras leyes no protegen la infancia ni facilitan la crianza en primera persona en ese momento en que nuestros niños más necesitan en especial de su madre

- Imposibilidad de que los niños puedan acompañarnos en los puestos de trabajo en los que esto sea posible, porque no hay ese cambio de conciencia social que lo permita. Hay muchos puestos en que el bebé o niños podría acompañar a la madre, manteniendo el vínculo en la primera infancia. Lugares en los que no exista peligrosidad y la mamá pueda estar atenta a su hijo a la vez que realiza las tareas encomendadas. Nosotros hacemos esto en A-brazos, y aunque ahora que han crecido se haga más difícil, cuando eran unos bebés, era facilísimo!

- Existe poca o nula concienciación social y empresarial para fomentar este tipo de cuidados relacionados con la crianza, entre ellos, la lactancia

- La visibilidad de la lactancia en bebés mayores de 6 meses es escasa aún, a pesar de las recomendaciones de organismos sanitarios nacionales e internacionales de mantener la lactancia hasta los 2 años o más

- Hay obstáculos culturales que hacen que algunas madres piensen que lo sano es hasta los 6 meses y después ya no es tan importante, o que otras se sientan presionadas hacia el abandono de la lactancia por motivos digamos que pudorosos

- No solemos encontrar facilidades para la extracción de leche o el amamantamiento en horario laboral, no es entendido como un derecho innegable. En demasiadas ocasiones te ves relegada al baño para estos momentos


  Por ello, parece que no es fácil mantener la lactancia más allá de la reincorporación laboral pero... si logramos sobrepasar todas estas barreras que te contaba, mantener la lactancia se convierte en FUNDAMENTAL PARA LAS MADRES TRABAJADORAS, te invito a leer el interesante y esclarecedor artículo de Ileana Medina en su blog, pincha AQUÍ.

  Mantener la lactancia en este momento de separación de nuestro bebé puede suponer una herramienta para mantener el vínculo perdido en esas horas en que no estamos juntos.
Y de paso, les seguimos ofreciendo todos los beneficios tanto físicos, como psicológicos y emocionales.

  Te voy a dejar una web fabulosa en la que podrás consultar dudas en relación a la extracción de leche, su conservación o cualquier otra consulta relacionada con la lactancia, puesto que son expertas y la web está cargada de información: ALBALACTANCIA

  Y te animo también a acudir al grupo de lactancia más cercano cuando sientas que necesitas apoyo, sobre todo para este momento difícil de la reincorporación laboral, en que quizás tienes dudas sobre cómo debéis hacer. 
En Ibiza, tenemos ABAM Eivissa, puedes pasar por su PÁGINA DE FACEBOOK, o pasar a verlas desde septiembre (este agosto están de vacaciones) cada martes en el salón de actos de las piscinas de can misses (de 17 a 19 h). 

   Por ahora, las mamás (y las familias) estamos haciendo casi todo el esfuerzo para mantener la lactancia, pero te aseguro que m
uchas personas estamos luchando para que la conciliación mejore en nuestro país, en la empresa privada y en la pública.
Yo opino que es importante que la lactancia materna forme parte de ello, que sea vista como un beneficio para el bebé/niño y para la mamá. Que se sigan las recomendaciones sanitarias, y cada vez más niños y mamás puedan seguir disfrutando de la lactancia tanto tiempo como ambos deseen, porque es un derecho de ambos.



Así que sí, AMAMANTAR Y TRABAJAR: ¡LOGREMOS QUE SEA POSIBLE!

  En casa lo hemos conseguido, en mi trabajo no ha sido complicado, pero sabemos que falta mucho trabajo para que todas las mamás puedan escoger, y si quieren mantener la lactancia, no existan estos impedimentos contra algo tan positivo y humano.



Y tú... ¿Estás cerca de tu re-incorporación laboral?
¿Has podido conciliar manteniendo la lactancia?