martes, 22 de julio de 2014

Los olores y los pañales de tela, un problema recurrente (CON SOLUCIÓN)

Empecemos con la idea con la que comienzo mis explicaciones sobre pañales en la tienda o las charlas de introducción a los pañales de tela: 

EL USO DE PAÑALES DE TELA ES MÁS SENCILLO DE LO QUE PARECE


Después de esta declaración de intenciones, continúo diciendo que el truco principal es seguir una dinámica de lavado adecuada, evitando así problemas y cuidando de nuestros pañales para que nos duren mucho tiempo.

Por ello hoy dedicamos esta entrada a ofrecerte esas pequeñas pautas que pueden marcar la diferencia, presta atención :)

Eso sí, al final cada uno encuentra su propia manera de hacer, la que resulta óptima para su vida, para su lavadora, para sus pañales, etc. Pero siempre está bien contar con algunos consejos que nos hagan el inicio del pañaleo más llevadero, que nos guíen un poquitín.

Me gustaría hacer hincapié en un problema que nos parece que es recurrente durante el pañaleo, ya sea en familias "novatas" en el tema, ya sea en familias que son "expertas".

Hablamos de LOS OLORES

Como bien decimos en el título de esta entrada, el mal olor de los pañales suele ser un problema recurrente, y que además en numerosas ocasiones es el causante del abandono de la tela...

¡¡Y SE PUEDE SOLUCIONAR!!

Simplemente tenemos que encontrar esa rutina de lavado que haga que deje de existir el problema, y os aseguramos que se puede, que es más una cuestión de "prevención" que de "tratamiento".


Vamos a ofrecerte, por tanto, consejos para que esta cuestión esté lejos de ser un problema, y si llegara el caso en que estos olores desagradables aparecieran en vuestro día a día, sepas cómo tratarlos y le "des una vuelta" a lo que haces para lavar tus pañales, descubriendo cuál puede ser tu solución fácilmente.

Allá van, desde nuestra experiencia, esperamos que te sean de provecho.


  • Aclara los pañales sucios previamente al lavado, en la misma lavadora, no hace falta frotar antes si no quieres. Esto te ayudará a eliminar restos de las fibras del pañal.
  • Lava en frío o a temperatura baja, para evitar que se fijen olores. De vez en cuando, puedes lavar a mayor temperatura, según recomendaciones del fabricante
  • Utiliza para el lavado un detergente que contenga la mínima cantidad de residuo, es decir, sin suavizantes, sin enzimas, sin glicerina ni aceites añadidos... Hay detergentes especialmente formulados para el lavado de pañales.
    Sí se pueden usar las nueces de lavado, pero teniendo en cuenta que es posible que amarilleen un poco los tejidos

Detergente formulado específicamente para pañales




Nueces de lavado
  • Usa la cantidad justa de detergente, la suficiente para que al terminar el lavado los pañales no huelan a nada o a "limpio", y no tanto como para que se acumule en los tejidos provocando después esos molestos problemas de olores. Encontrarás tu medida con el uso, siempre empieza por la menor cantidad y aumenta poco a poco si lo necesitas
  • Aclara a conciencia tus pañales tras el lavado, fíjate en que el agua del aclarado no tenga espuma del detergente. Esto podría significar que han quedado restos y por lo tanto, aunque parezca que no hay nada, al contacto con la orina puede ocasionar olores desagradables, incluso de amoniaco, y además puede erosionar el culete de tu bebé. Es cierto que estos problemas no suelen surgir durante los primeros meses de uso con bebés recién nacidos, pero cuando con la orina se empiezan a eliminar más productos de desecho del organismo UN BUEN ACLARADO ES BÁSICO, esto suele coincidir con el momento en el que empiezan con la alimentación complementaria
  • Si empiezas a notar que tus pañales huelen un poco y crees que puede ser por acúmulo de detergente, puedes intentar solucionarlo haciendo un ciclo de lavado sin detergente (cuando están limpios) y aclarando hasta que deje de salir espumaSi aún así persiste, haz "sopa de pañales", dejándolos toda una noche en remojo con un poco de bicarbonato, algo de detergente, una gotita de "fairy" y un par de gotas de aceite de árbol del té. Por la mañana programa un ciclo de lavado normal (sin detergente) y aclara hasta que deje de salir espuma. 

  • Y además de solucionar el problema en ese momento, fíjate en tu rutina de lavado y prueba a cambiar un poquito lo que haces, quizás ahora necesites un poquito menos de detergente, o quizás requieran algo más de aclarado (las lavadoras más modernas utilizan muy poca cantidad de agua y eso en el caso de los pañales no es lo mejor porque no terminamos de eliminar los restos).
  • Otro truco puede ser lavar tu lavadora de vez en cuando con un buen chorro de vinagre, programando un ciclo en vacío, esto ayuda a eliminar restos de productos que uses con tus coladas y que pueden también acumularse en tus pañales aunque no los uses con ellos, pero siempre puede quedar algo en los conductos de la lavadora.
  • Y usa el detergente mejor en el tambor, para evitar que parte se quede en los conductos entre el cajetín y el tambor y pueda con ello ir acumulándose.



Quizás me dejo alguna cosilla por ahí... pienso que hay muchas más cosas que se pueden tener en cuenta pero lo básico puede ser esto que te he contado.

Si quieres contarnos o añadir cositas que no sepamos y nos ayuden a mejorar en nuestro pañaleo y por consiguiente en el de muchas familias que pañalean junto a nosotros en A-brazos, puedes dejar tu comentario. Nos encanta recibir las opiniones de las mamis y papis, hemos ido aprendiendo y mejorando gracias a vosotros también.

Y si necesitas más información o te han quedado dudas puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico info@a-brazos.com, estaré encantada de poder ayudarte con tus preguntas.





¡¡A-brazos pañaleros!!