lunes, 7 de julio de 2014

Experiencias compartidas: CONEXIÓN EN EL EMBARAZO

Nunca las cosas se comprenden mejor, siempre desde la experiencia y el compartir es más fácil. 
Por eso, cada vez que alguna mamá embarazada se acerca a la tienda a preguntar por las clases de CONEXIÓN EN EL EMBARAZO, pienso que me he aprendido unas líneas para contarlo, pero que no soy capaz de ponerle la pasión, de contar realmente qué son estas clases. 
Quieren informarse, y siempre les cuento que son unas clases para tomar conciencia corporal, para acercarnos a nuestra esencia femenina, a nuestro poder de mujer en este momento de pleno crecimiento, tanto físico como espiritual. Pondremos atención en la pelvis, en el periné.... bla bla bla bla
¿Llega esta descripción a contar cosas sobre Conexión en el embarazo? Yo creo que no. 

Estas clases fueron creadas por Paula, que las regaló al proyecto con Amor. Gracias <3

En ellas conectamos con nuestro cuerpo a través de ejercicios sensoriales que nos ayudarán a tomar consciencia, a desbloquear y re-conocer estas zonas, sin olvidarnos de que nuestro cuerpo es Uno y son varias las herramientas que pueden ayudarnos. Por ello, además de estos ejercicios, trabajaremos con la respiración y las visualizaciones.
Te ofrecemos el momento y el lugar, un espacio en el que escucharte, sentir, conectar de forma única, mirar hacia adentro a través de la respiración, la relajación, las visualizaciones y la conexión con tu cuerpo y con el bebé que crece dentro de ti, de forma consciente y amorosa.
Andar este camino en plena conexión con el cuerpo y con tu bebé puede hacer que posibles miedos se transformen y que las experiencias positivas se multipliquen, haciendo que ambos memoricéis estas sensaciones de conexión en vuestro interior.
Una bonita y poderosa forma de prepararnos para el parto.

Me doy cuenta de que además las clases se convierten en un círculo femenino maravilloso, en un círculo de compartir, de poder, de amor. 
Las mujeres pueden encontrar un poco de eso que en algunas ocasiones hemos nombrado TRIBU, apoyándose unas en otras, encontrando sostén y ánimo, encontrando a otras mujeres que sienten similar, o no, acompañando sus caminos con cariño, de la mano. 

Y tal y como os decía al inicio de este texto, las cosas siempre se comprenden mejor desde el compartir, así que os voy a dejar una experiencia.
Se trata de la vivencia de una mami muy reciente que nos acompañó durante parte de su embarazo, y me maravilla contar que está fuertemente conectada con su cría, con su instinto, con el Amor en definitiva. ¡Gracias por compartir tu sentir! 


        <<Cuando me quedé embarazada, una de las cosas que tenía claras, era que quería prepararme bien para el momento del parto. Para mí, ese momento, entrañaba mucha incertidumbre y una parte importante de miedo.
Buceando en la web encontré el curso de Conexión con el embarazo, me pareció interesante, así que una vez superadas las 16 semanas y viendo que todo iba hacia adelante me decidí a empezarlo.
          
          Allí me encontré con un hermoso grupo de mujeres con las que semana tras semana podía compartir experiencias, sensaciones y sentimientos. Allí se creó un lugar donde el día de mi parto pude cerrar los ojos y trasladarme para poder recrear y revivir situaciones que previamente habíamos visualizado; allí aprendí casi sin darme cuenta a conectar con mi cuerpo, a tomar conciencia de los cambios fisiológicos que estaba sufriendo y a aceptarlos, y por supuesto, a conectar con el hecho de que dentro de mí crecía un bebé. En definitiva, creo que he podido vivir el embarazo de una manera muy especial, me he sentido muy feliz y afortunada de poder sentir esta experiencia.

       Me puse de parto dos semanas antes de salir de cuentas, cosa que agradezco porque así no me dio tiempo a ponerme nerviosa. No sé si esto tuvo algo que ver, pero la verdad es que todo fue muy bien, mejor de lo que esperaba. Pude tener el parto que quería, el que durante todos estos meses de preparación había imaginado en mi mente; pese a estar en el hospital, compartiendo habitación con una desconocida y sus visitas, pude meterme en mi mundo, en el “planeta parto”, volver a las clases y recordar lo aprendido, las respiraciones, los movimientos, las posturas. Fui consciente dentro de mi trance de que podría hacerlo, solamente era dolor, porque curiosamente los miedos habían desaparecido por completo. Podía recordar las experiencias de los partos de mis compañeras, que en ese momento también me acompañaban. Cuando me quise dar cuenta, mi pequeña ya estaba en este mundo y yo me sentía invadida por una sensación a la que aún me cuesta ponerle palabras.

       Sólo han pasado unos días desde que di a luz, físicamente no estoy recuperada del todo pero cada vez que recuerdo ese momento me emociono, porque creo que ha sido uno de los más auténticos y cargados de amor de mi vida. Y contando con el acompañamiento adecuado, las personas encontradas y las experiencias recogidas durante el camino, es un viaje que de verdad merece la pena. Gracias Carol, por todo lo que nos has enseñado, y gracias a todas mis compañeras de curso, por haber estado ahí.

B. >>

A-brazos cargados de agradecimiento


CONEXIÓN EN EL EMBARAZO, los jueves de 19,30 a 21 h en A-brazos. Confirma tu asistencia.